Una buena compresión está perfectamente acoplada: resumen de moldes de compresión

A primera vista, parece un tema complicado, pero le haremos ver que no lo es en absoluto. El electrotécnico se enfrenta a muchos tipos diferentes de cable en su práctica diaria que exigen un terminal de cableado diferente para realizar un manejo profesional. En caso de que se haya decidido por otros componentes adecuados, surge la duda de cuál sería el mejor perfil de compresión para realizar una conexión segura. Existen diferentes perfiles de compresión adecuados en base al material, modelo y fin de aplicación: 

 

 

La compresión hexagonal: para aluminio y cobre

La compresión hexagonal es el tipo más común de compresión de terminales de cables y conectores. La compresión hexagonal es uno de los clásicos entre los perfiles de compresión. Es la variante más utilizada en la práctica, porque es apta para cables de cobre y también de aluminio. En este perfil de compresión, se deforma cada hilo sobre toda la zona horizontal de compresión.

 

Aprenda más aquí en la compresión hexagonal.

 

 

La compresión por punzonado: para cobre y aluminio

La compresión por punzonado crea una conexión segura de forma permanente y eficaz. La compresión por punzonado es uno de los pocos moldes de compresión en los que no hacen falta aplicaciones de compresión dependientes del corte transversal. De este modo, es posible procesar una zona de compresión de 10-240 mm² de cobre con Klauke EKM 60 ID y de 50-240 mm² de aluminio.

 

Aprenda más aquí en la compresión por punzonado.

 

 

La compresión cuadrada: para el cobre

La ventaja de la compresión en cuadrado reside en la fuerza céntrica y en el manejo sencillo. Este molde de compresión es apto para terminales de cable tubulares y conectores con cortes transversales de 10 mm² a 300 mm² en combinación con tipos de cableado DIN EN 60228, clases 2, 5 y 6.

 

Aprenda más aquí en la compresión cuadrada.

 

 

La entalladura: para el cobre

La compresión de doble punzonado es la forma más antigua y más popular de compresión en el sector de la electrotécnica. Hasta hoy en día, se ha utilizado en la fabricación de armarios de distribución hasta 1 kV. Destaca por la deformación puntual y potente del terminal de cables. Pero es apta exclusivamente para el procesamiento de cobre. 

 

Aprenda más aquí en la entalladura.